Slider[Style1]

Style2

Style4

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style5

Los robos son a toda hora. Los ataques asolan a los comerciantes que ya no saben qué hacer. En De Vicenzo, pasan los días en medio de entraderas, tiroteos y atracos.
“Vivimos permanentemente con miedo”. La frase se repite por toda la localidad de Del Viso, y con razón, a la luz de los hechos delictivos que se registraron en las últimas 48 horas tanto en la zona del centro comercial como en los barrios de la periferia.
Robos a mano armada, huida de delincuentes a los tiros, entraderas a viviendas y locales, hacen de Del Viso una zona caliente y donde la inseguridad se adueñó de las calles.
Son a toda hora y pese a las promesas y reuniones entre vecinos y autoridades policiales, nada parece frenar la situación.
Los comerciantes ya desde hace un tiempo vienen atendiendo, aquellos que pueden, a puertas cerradas. Y en los barrios, la vida diaria es en contacto permanente con otros vecinos vía teléfonos inteligentes y, directamente, atrincherados en sus hogares, como por ejemplo ocurre en De Vicenzo Grande.
En un repaso por las últimas 48 horas, cuatro comercios fueron robados, uno de ellos por segunda vez en menos de dos semanas.
El raid delictivo comenzó el sábado por la tarde cuando alrededor de las 19.30 robaron a mano armada una fiambrería ubicada en calle French entre Independencia y Valentín Gómez.
Ese mismo día, minutos antes, los asaltantes habían asaltado un supermercado, huyendo a los tiros – de hecho se supone que los delincuentes serían los mismos-.
Por la noche, un comerciante de Valentín Gómez y Juan García también fue asaltado y sufrió un culatazo en la frente. Y se suma el segundo golpe que sufre una lencería, ubicada sobre la misma calle. Allí, los delincuentes ingresaron y vaciaron el local.
También hubo un intento de robo a una librería, de la calle French. Allí, cerca de las 2 de la mañana del pasado viernes, un joven pateó insistentemente la puerta de ingreso del local. No pudo derribarla y huyó sin concretar el atraco.
Con el miedo a flor de piel, los comerciantes se están organizando para reclamar más seguridad para simplemente poder trabajar tranquilos.
Tiros en el barrio
Los casos de robos violentos no dejan de suceder en el barrio De Vicenzo. Hubo reuniones, petitorios a las autoridades pero nada parece funcionar.
Este lunes, el miedo se adueñó otra vez de sus habitantes. Fue luego de que delincuentes cometieran una entradera a una vivienda de la calle CUBA y Río IV.
Allí, fue asaltada una pareja de ancianos. Uno de ellos, de 72 años, sufrió un culatazo en la cabeza. Todo ocurrió, además, muy cerca de una escuela.  Los delincuentes huyeron de la casa con dinero, pero poco después fueron detenidos.
“Cerca de las 11 de la mañana, comenzaron a llegar mensajes al grupo de WhatsApp de seguridad que tenemos en el barrio. Todos asustados porque se escuchaban tiros cerca del colegio San Martín de Porres. Más tarde, una vecina encontró el arma de los delincuentes en el jardín de su casa”, contó una de las habitantes de De Vicenzo.
La mujer, también relató que el sábado por la mañana su marido logró escapar de un intento de asalto cuando un hombre le cruzó el auto para atacarlo.
“¿Por qué tenemos que vivir así? Tenemos miedo. Hicimos reuniones, nos prometieron una visita del intendente, pero los tiempos de la política no son los mismos que los de los vecinos”, señaló la mujer, que integra la Sociedad de Fomento, entidad que seguirá buscando mejoras y seguridad para sus habitantes.
Entre los pedidos, buscarán que el Municipio de Pilar instale cámaras de seguridad en la zona.

«
Próximo
Entrada más reciente
»
Entrada antigua

No hay comentarios. :

¿Querés comentar esta información?


Arriba