Slider[Style1]

Style2

Style4

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style5

Es que usan agua de pozo para enfriar los motores. Se instalarán en Villa Rosa. Ambientalistas piden que se frenen los trabajos hasta tener más datos.
La construcción de dos centrales termoeléctricas en Villa Rosa sigue generando preocupación. Una de ellas tiene que ver con el uso intensivo que este tipo de plantas hacen del agua, utilizada para enfriar los motores que poseen.
Generalmente funcionan a gas o gasoil, y perforan las napas para extraer el fluido, por lo que ambientalistas temen que se sequen, dejando sin agua a varios barrios cercanos.
Ambientalistas insisten en que no se permitan el avance de las obras, y apuntan a conseguir copias de todos los expedientes relacionados con la instalación de las termoeléctricas, y estudios de impacto ambiental “independientes”, es decir que no sean los presentados por las empresas, como aparecen en los documentos, sino, por ejemplo, del OPDS.
“Queremos conocer todos los estudios que se hicieron para que demuestren que estas plantas no van a contaminar o secar las napas. Estamos terminando de confeccionar el informe, que presentaremos el lunes”, expuso la ambientalista Erica Hahn, conocida por su lucha en Villa Astolfi, contra empresas también acusadas de ser contaminantes.
“En el Concejo Deliberante (se reunieron con la edil Claudia Zakhem) nos dieron las ordenanzas (aprobadas en diciembre), pero son los usos conformes de suelo; queremos tener todos los elementos. Este tipo de empresas hacen un uso inmenso del agua de pozo, lo que podría generar que se sequen las napas. Además, hay que ver qué tipo de tratamiento se le hace al agua usada, y saber los filtros que se colocan para disminuir las emanaciones por la combustión de los motores, que son a gas y a gasoil”, añadió Hahn.
La preocupación por las plantas termoeléctricas no es nueva: desde mediados de año la Asociación Patrimonio Natural de Pilar señaló los mismos puntos, e incluso se opuso a la aprobación de las ordenanzas, porque no se habían respondido dos pedidos de informes presentados a lo largo de 2016.
Las centrales eléctricas demandarán una inversión de 400 millones de dólares, y suministrarán energía a la red de EDENOR, lo que, aseguraron, servirá para abastecer la demanda de gran parte del distrito, y por ende reducir cortes de luz, una vez que sea readecuado el tendido.
Las empresas que se instalarán son APR y Araucaria Energy, en donde en uno de los predios, en el límite con Matheu, ya comenzaron a verse movimientos desde hace tiempo.

«
Próximo
Entrada más reciente
»
Entrada antigua

No hay comentarios. :

¿Querés comentar esta información?


Arriba