Slider[Style1]

Style2

Style4

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style5

Tras el robo, le escribió a Ducoté, que iniciaba su campaña como candidato a intendente; y comenzó a realizar timbreos como voluntaria. Hoy encabeza la lista de Cambiemos.
En mayo de 2015 le desvalijaron su casa, y cuando pudo recuperarse lo primero que dijo fue: “si no me meto, las cosas no van a cambiar. Así arranqué”, relata Jesica Bortule, Directora de Escuelas Municipales y cabeza de lista como precandidata a concejal por Cambiemos.
Esta joven derquina de 29 años, politóloga egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA), inició su camino en el mundo de la política como voluntaria en la campaña del actual intendente Nicolás Ducoté; quién confió en ella el manejo de las escuelas municipales, y en menos de dos años la eligió como su principal candidata para las próximas legislativas.
Asegura que su postulación “surge del trabajo” y que quiere ocupar una banca en el Honorable Concejo Deliberante (HCD) para “poder hacer y cambiar un poco la dinámica del Concejo”. Su clave será armar “una agenda común con los vecinos”.

-¿Cómo te acercaste a la política?
-Yo siempre me imaginé haciendo políticas públicas pero no implementándolas; mi orientación fue en políticas públicas y en eso estudié mi diplomatura: cómo hacer una política para que quién esté en el poder pueda implementarla. Pero sufrí un hecho de inseguridad en mayo de 2015, cuando nos desvalijaron todo en la casa que alquilo en Villa Morra con mi novio. Al tercer día, cuando me pude recomponer, le escribí a Nicolás  (Ducoté) por Facebook. Le mandé mi CV y le dije que tenía ganas de involucrarme en lo que estaba haciendo, que contara conmigo. Me contestó que alguien de su equipo se iba a contactar conmigo y Juan Pablo Martignone (actual Jefe de Gabinete) me entrevistó. Me ofrecieron el área de voluntariado o de timbreo, y la verdad no me convencían ninguna de las dos; lo hablamos con mi novio y me dijo no hay nada que perder, probá.  Y así empecé con el timbreo.
Todo este recorrido lo hice siempre teniendo en claro cuáles son mis raíces, yo nací en Derqui, me crié ahí, mis viejos hace 45 años que viven ahí; eso me da herramientas territoriales para saber qué está haciendo falta en Pilar.

-¿Ducoté apostó en vos desde el principio?
-Creo que ninguno de los dos estábamos seguros en ese momento, dijimos arranquemos y probemos. Lo bueno es que arranqué y cuando tenés compromiso, trabajo, en claro los ideales y el objetivo de la gestión, las cosas se dan por sí solas y tenés las recompensas. Creo que esto (por su precanidatura) es el resultado del trabajo y no le encuentro otra explicación. No vengo de la política, no le debo favores a nadie; de hecho ingresé por un mensaje en Facebook y a partir de eso arrancó esto. El secreto es el trabajo.

-¿Cuál es la fortaleza de la gestión?
-Creo que es la cercanía con la gente. Nunca dejamos de hacer los timbreos, más allá de que se hagan o no a nivel nacional; los sábados salimos a hablar con la gente, creo que el vecino lo valora.
Si bien nos faltan muchas cosas, encontramos un Pilar con muchas años sin inversión en infraestructura, obras y servicios. A pesar de que sabemos qué falta y que recién estamos encaminándonos, nunca dejamos de hablar con el vecino y eso lo valora. Eso es fundamental, es parte de Cambiemos, la cercanía con la gente que en gestiones anteriores no se dio.

-¿Qué puntos deben mejorar?
-Las claves son las obras y servicios públicos, que es lo que la gente más nos pide. Limpieza, bacheo y luminarias. Sabemos que el año pasado no se ha trabajado con las expectativas que teníamos. Se trabajó con un presupuesto que no era nuestro, nos encontramos con que teníamos muchas deudas y sin máquinas propias para trabajar; este año se fue incorporando mucho equipamiento.
Otro factor, que no es menor, es que somos minoría en el Concejo, somos 5 de 24 concejales, y muchos proyectos quedan varados. Le pedimos a la gente que tome conciencia sobre ese número y nos acompañe para que podamos trabajar desde el Concejo para el vecino.

 -¿Te sorprendió que te incluyeran en la lista?
-Sí, me sorprendió y me alegró mucho. Me generó mucha expectativa, creo que es un gran desafío. La verdad que me enteré que era cabeza de lista cuando me llamaron a firmar el sábado a las 5 de la tarde; si bien había especulaciones, no lo podía confirmar. Viví ese día con mucha ansiedad pero todo surge del trabajo, cuando hay compromiso y trabajo, creo que se decanta por sí solo.

-Se especulaba con que Analía Leguizamón (titular de Servicios Públicos) sea quien encabece. ¿Esto es un quiebre entre las corrientes dentro de Cambiemos?
-Creo que no son buenas las individualidades, toda la lista es un equipo y cada uno de los que está en la lista es alguien diferente que puede hacer su aporte. Ponernos a discutir quien debería haber encabezado, es subestimar al vecino y correr el eje de la discusión que son las necesidades de la gente a la que estamos para representar. Con Analía tengo la mejor onda, nos llevamos muy bien, hemos estados reunidas luego de que se conociera la lista; con mucha humildad firmó el tercer lugar. Al final los lugares son anecdóticos. Estamos para formar un equipo y todos tenemos que trabajar de la misma manera y apoyarnos mutuamente.

-¿Querés asumir como concejal o seguirás en el Ejecutivo?
-Me gustaría asumir, soy politóloga, tengo 29 años y me gustaría crecer en esto. Me parece un paso importante. Si bien el Ejecutivo es de mucha gestión y acción, algo que me gusta, también quiero estar del lado del Legislativo, poder hacer y cambiar un poco la dinámica del Concejo Deliberante. Creo que podría aportar ese granito de arena. Después de la elección, Nicolás verá donde seré más útil, pero me gustaría asumir como concejal.

-¿Qué proyectos tenés?
-Quiero consolidar Cambiemos en Pilar, consolidar el proyecto de María Eugenia Vidal en la Provincia; esto va a partir de una agenda común que voy a armar con los vecinos. Verdaderamente necesito escuchar a los vecinos para poder representarlos, hay cosas que uno se imagina pero quizás no es la prioridad.
A través de las charlas con la gente vamos a armar una linda plataforma.

-¿Qué creés que va a pesar en el vecino a la hora de votar?
-Creo que el vecino está descreído de la política. El gran desafío es que vuelvan a confiar en los políticos. Quizás mi perfil, de alguien que no viene de la política, que es joven, que tiene ideales y valores bien en alto, es lo que hoy el vecino necesita; confiar en alguien que no los defraude.
Alguien que va a llevar a la práctica todas las ideas y proyectos que se necesiten para gestionar; que en esa persona se sientan identificados, que digan ‘a esta persona la dejo entrar en mi casa’. Eso es lo que el vecino necesita hoy, y que a mí como vecina me gustaría, poder identificarse con alguien que sienta la vocación de trabajar en esto.

-¿Cómo es tu relación con Marcela Campagnoli?
-Marcela es una gran mentora, estoy súper agradecida a ella como a Nicolás por la oportunidad. Tiene los valores bien en alto y espero poner esa esencia de ir siempre para adelante con la conciencia tranquila, como ella siempre me dice. Hemos hablado y estoy feliz por su candidatura (a diputada nacional), se lo merece. Hace muchos años que viene luchando por esto y más allá de las derrotas, siempre fue fiel a sus ideales y estuvo al lado de “Lilita Carrió”. Es lo mejor que puedo aprender, voy a necesitar sus consejos y ella me dijo que iba a estar.

«
Próximo
Entrada más reciente
»
Entrada antigua

No hay comentarios. :

¿Querés comentar esta información?


Arriba