Slider[Style1]

Style2

Style4

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style5

Más de 100 personas debieron hacer fila por horas para presentar los certificados de sus médicos de cabecera. Sin embargo, aseguran que vuelven a ser revisados y que hasta han rechazado trámites. “Están atentando contra nuestra salud”, se indignaron.
Docentes de diferentes instituciones educativas de Pilar denunciaron en las últimas horas que han recibido malos tratos y excesivos controles en, lo que hasta ahora se denominaba, la Prestataria Docente, servicio en el que se tramitan las licencias médicas de los maestros.
El servicio había quedado suspendido por unos cuantos días, debido a que el profesional que estaba al frente enfermó, pero  desde esta semana comenzó a funcionar nuevamente en el 2do piso del Shopping Pilar Point.
Hasta allí comenzaron a dirigirse los maestros que pasaron licencia por enfermedad o por tener que cuidar a un familiar, pero se fueron encontrando con algunos cambios que llamaron la atención y motivó el enojo de los docentes.
Es que desde ahora, contaron a Pilar de Todos, más allá de que el docente presente el certificado de su médico de cabecera con la indicación de la cantidad de días de reposo, en la Prestataria deben pasar por una nueva revisación médica que, incluso, puede no coincidir con el diagnóstico inicial y derivar en el rechazo de la licencia.
Además, en caso de tramitar una licencia para poder atender a un familiar enfermo, varios maestros afirmaron que deben concurrir a completar dicha tarea con la persona en cuestión convaleciente.
En diálogo con Pilar de Todos, Sabrina Soto, docente e integrante de SUTEBA Multicolor, contó que este martes llegó a haber más de 120 personas esperando ser atendidas.
“Algunos se descompensaron por lo mal que se sentían. En los pasillos sin ventilación hubo gente con fiebre, tos, en silla de ruedas, mujeres embarazadas y chicos enfermos. Y a todos nos obligan a ser revisados, pese a que ya contamos con un certificado médico. Es una falta de respeto, les sacan autoridad a nuestros médicos de cabecera. Pretenden revisar a nuestros hijos, si son mayores de 12 años y hasta que vayamos con nuestros padres (en el caso de que sean ellos los que no están bien de salud), muchos ya son muy viejitos”, se indignó Soto.
Además, la docente contó que, como toda una declaración, el lugar dejó de llamarse Prestataria Docente. Ahora, el cartel que recibe a los maestros reza “Oficia de Control de Ausentismo”.
“Claramente, esto lo hacen para castigarnos por los días de paro que hubo este año. Pero se olvidan que tramitar una licencia es un derecho que nos asiste, están atentando contra nuestra vida”, cerró Soto.
Por su parte, Liliana Montiel, Secretaria General de Suteba Pilar.  calificó de "vergonzoso" y "lamentable" la situación por la que vienen pasando los docentes. "Estamos viendo de manera alarmante como se vulneran nuestros derechos, al tener que deambular ante la desidia del prestador de turno", señaló en un comunicado.
Asimismo, agregó que los docentes realizaron una nota denunciando la situación y adjuntaron firmas de los damnificados. Las notas fueron presentadas en el Consejo Escolar y de allí elevadas al área de Salud Laboral de la Provincia.
"Hay varios puntos del convenio provincial con Dienst (la empresa de Medicina Laboral contratada) que no se cumplen, una de ellas es que la atención debe ser en un lugar adecuado; también que la prestación debe ser con profesionales idóneos que conozcan la realidad docente y los derechos adquiridos y la atención con médicos a domicilio", enumeró Montiel.
Por último alertó que "si los maltratos injustificados continúan, se tomarán otras medidas acordes a la situación".   

«
Próximo
Entrada más reciente
»
Entrada antigua

No hay comentarios. :

¿Querés comentar esta información?


Arriba